Estación inferior del Mina-Grott


Los orígenes del Mina-Grott se inician con la necesidad de la población de Santa María de Vallvidrera de disponer de un embalse que recogiera las aguas pluviales para destinarlas a regadíos. Con este objetivo se le encargó al arquitecto Elies Rogent i Amat la construcción del embalse de Vallvidrera, que fue inaugurado el 15 de julio de 1864. Así mismo, el municipio vecino de Sant Vicenç de Sarriá, faltado de una buena red de distribución de agua potable, fundó la Sociedad de Aguas de Sarriá con el objetivo de canalizar las aguas del embalse, para lo cual se le encargó construir una galería de 1290 metros de longitud al maestro de obras Antoni Campañà. Esta fue bautizada con el nombre de Minagrot, y desde su puesta en servicio pasó a ser explotada por la Compañía de Aguas de Vallvidrera que al poco quebró y fue sustituida por la Comunidad de Partícipes de la Mina Pantano de Vallvidrera.
Con la anexión de Vallvidrera a Sarriá en 1890, llegó la modernización urbanística y se impulsó la reivindicación de la naturaleza como espacio lúdico. Se aprobó un proyecto de parque de ocio en Vallvidrera, bautizado como Lake Valley Park y presentado por Heribert Alemany Escardó, en el cual se preveían atracciones, zonas deportivas y merenderos. Para tal fin, se inició la construcción de un pequeño ferrocarril que circularía por el interior del túnel de la Minagrot, iluminado con luces de colores para ofrecer un aspecto fantástico durante su breve trayecto. En cada extremo del túnel se construyó una pequeña estación sin andenes. El ferrocarril consistía en una vagoneta de 11 metros de longitud con una capacidad por 32 pasajeros en compartimentos de 4 asientos, cerrados con puertas correderas.
Se inauguró el 3 de junio de 1908 con el nombre Mina-Grott y con un precio de 25 céntimos por trayecto y una venta de 32000 billetes el primer mes de funcionamiento, quedó evidente su rentabilidad.
Intereses contrapuestos hicieron que tuviera una efímera existencia, puesto que a los pocos días de prestar servicio, una denuncia del director del Funicular de Vallvidrera, Eugene Koetlitz, obligó al Gobernador Civil a ordenar el cierre el 26 de julio. Presentado y ganado recurso el 6 de agosto, se retomó el servicio. Pero quedaba pendiente la situación legal, con trámites complicados como ajustarse a la Ley de Ferrocarriles de 1877 y al hecho que el túnel transcurría bajo terrenos de propiedad particular no revertibles al Estado. Por el que, el Gobierno Civil obligó a Carles Emili Montañès y Criquillion, que obtuvo la concesión del Mina-Grott, a presentar un proyecto de ferrocarril que enlazara Barcelona con el Vallès y que circulara por terrenos revertibles al Estado, y así fue como una Real Orden de 9 de agosto de 1909 lo reconoció como ferrocarril de pasajeros, con lo cual se convirtió en la primera línea de metro y en el primer ferrocarril eléctrico de pasajeros de España.
Durante la construcción de la línea de tren entre Sarría y Las Planas, el Mina-Grott se utilizó tanto para el transporte de obreros como para el de pequeños materiales de construcción, pero al día siguiente de la inauguración de este tramo, el 29 de noviembre de 1916, el Mina-Grott se cerró definitivamente, y tanto las instalaciones ferroviarias como la vagoneta de pasajeros fueron desmanteladas.

Un pensamiento en “Estación inferior del Mina-Grott

  1. Pingback: Picoteos de la Collserola Industrial, Retroexcursionismo vuelve donde nació. – Recreació Historica i Patrimoni junts

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s